Construcción de la Cooperativa

En los prolegómenos de la vendimia y en plena gran fiesta de Manchavino, que Socuéllamos realiza para enaltecer sus vinos y honrar a su patrona la Virgen de Loreto, cabe recordar los comienzos de la más grande bodega de nuestro pueblo: la Cooperativa Cristo de la Vega.

Ésta fue creada gracias a la ilusión de 25 agricultores y se hizo realidad en 1955, cuando fundaron la cooperativa bajo el nombre de Sociedad Cooperativa Cristo de la Vega, alquilando para su primera elaboración las instalaciones de Bodegas Bilbaínas, situadas en la calle Pedro Arias, la que más tarde adquirirían en propiedad.

El aumento sucesivo de socios pronto sobrepasó el millar, haciendo necesarias diversas ampliaciones, hasta que en 1964, con más de 1.300 socios, fue necesario adquirir los terrenos en los que actualmente se asienta la bodega, que durante un tiempo fue la más grande de Europa, con sus 70.000 metros cuadrados que lindan con la Avenida de Juan XXIII, calle del Ejército del Aire y Parque y Ermita de Nuestra Señora de Loreto.

Cuando empezaron las obras de la nueva bodega los Hermanos Reales hicimos centenares de fotos en las diversas fases de construcción, como la que hoy presentamos, que corresponde a los inicios de la primera nave de depósitos, junto a la vía del tren.

En la actualidad, la bodega tiene una capacidad de elaboración de unos 95.000.000 millones de litros, que son envasados en depósitos de acero inoxidable, con capacidades entre 500 a 18.500 hectólitros. Puede recibir sobre 5.000.000 millones de kilos de uva diarios y dispone de una embotelladora capaz de producir más de 6.000 botellas hora de sus vinos, blancos, tintos y rosados. / (Datos recogidos del libro 50 aniversario de la cooperativa).

client-image