Las obras de retranqueo de la línea aérea de media tensión del polígono industrial I-3 avanzan a buen ritmo. Así lo aseguraba esta mañana la concejal de Urbanismo, Concepción Arenas, quien explicó que la línea pasa por algunas de las parcelas existentes, generando una servidumbre a favor de Unión Fenosa que impide que estas parcelas puedan salir a la venta. La obra, explicó la concejal,  cuenta con una parte civil de unos 11.000 euros más IVA y otra que correrá a cargo de Unión Fenosa y que consiste en la conexión y el soterramiento de todo el cableado. Una vez finalice esta obra se podrán sacar las parcelas afectadas a la venta. 

Concepción Arenas informó sobre el estado actual de las obras municipales, explicando que hay varias obras que se encuentran en período de licitación o incluso en trámites más avanzados, como el cerramiento del nuevo campo de fútbol, que ya está en período de apertura de plicas.

Además, la concejal se refirió a la urbanización exterior de la antigua estación de Renfe, donde se ha ubicado el Centro de Dinamización de  la Población Rural, así como la reforma de la caseta de agujas y el depósito de agua, dos obras que están interrelacionadas y que tienen como objetivo “ornamentar y adecuar esta zona emblemática de Socuéllamos, que se pone en valor y se recupera con la apertura de este centro”.

Por último, Arenas mencionó las obras de repavimentación de la calle Bonillo y el acceso desde la carretera de Villarrobledo hasta la rotonda de Don Javier, que está en proceso de licitación, así como la reciente adjudicación de los tramos de línea eléctrica que van hasta el helipuerto y la perrera, a la empresa Ángel Risueño.

Pozos ilegales

En otro orden de cosas, Concepción Arenas se refirió a la existencia de pozos incontrolados en el término de municipal de Socuéllamos, que no están debidamente protegidos para evitar accidentes. La edil de Urbanismo explicó que se han cursado órdenes a la Policía Local y a Guardería Rural para que efectúen las averiguaciones oportunas que permitan localizar la existencia y emplazamiento de dichos pozos así como al titularidad de los mismos.

Debido a la dificultad de inventariar la totalidad de los pozos que se encuentren, principalmente en suelo rústico, por la amplia extensión del término municipal, la concejal de Urbanismo ha pedido la colaboración ciudadana para que se ponga en conocimiento del Ayuntamiento la existencia de los pozos que puedan suponer un peligro por su estado de abandono, falta de protección y fácil accesibilidad.