Programa Revista de Semana Santa del año 1.952

- Publicidad -

En estos días de Semana Santa, me sumerjo en mis viejos recuerdos, hojeando y releyendo programas antiguos de muestra Semana Santa. Hoy, concretamente, tengo en mis manos, el del año 1952; ese año, solo estaban las cofradías:

El Ecce Homo,

La Sangre de Cristo,

Nuestro Padre Jesús de Nazareno,

Nuestra Señora de la Soledad

Los Crucíferos de la Caridad.

Todas ellas, en aquel entonces, de reciente creación, a excepción de la Sangre de Cristo, que venía procesionando desde tiempos remotos.

El programa de Semana Santa de ese año 1952, de 60 páginas, ilustradas con algunas fotografías que las debió de hacer Pedro Simón o Jacinto Colmenar, pues todavía nosotros, los Hermanos Reales, no habíamos llegado al mundo de la fotografía, que lo haríamos un año después, 1953, para ya, desde entonces ilustrar ininterrumpidamente, y colaborar en cuantas publicaciones han aparecido en Socuellamos en los últimos 70 años.

Volviendo al programa de Semana Santa 1953, me llama poderosamente la atención, la gran actividad industrial y comercial de Socuéllamos de ese momento, a tenor de los anuncios que contiene el programa de Semana Santa, que son en total 116 anuncios de comercios e industrias de nuestro pueblo, pero todavía me llama más la atención, lo poco durable que son las cosas de esta vida, pues de esos 116  negocios que se anuncian, solo quedan 2 en activo, y por su puesto en otras manos, son el Bar Cervantes, del que siempre recordaremos a José María Bello y a Gonzala su mujer; y la peluquería de Abrahán López, en la calle don Quijote 31, hoy en manos de su hijo Javier, en la calle Pedro Arias.

Contiene además el programa sabrosos artículos de don Julio Mata y don José Maria Pacheco, que eran los dos sacerdotes que atendían religiosamente a la población, al frente de la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción; Julián Díaz-Peco; don Andrés Verdú; Benito Fernández; don Elías Alcolea; don Vicente Saiz; don Prisciliano Seco Calderón; y Gregorio Trujillo, todos ellos relevantes y conocidas personalidades de la época.

También cuenta con originales dibujos a plumilla, del polifacético José Giménez López “Machaco”, muchos de ellos empleados en sucesivas y ediciones de esta revista y otras publicaciones, que bien podrían reunirse y publicarlos todos conjuntamente como homenaje y recuerdo a este gran socuellamino.

- Publicidad -

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS NOTICIAS

client-image