16.1 C
Socuéllamos
lunes, 12 abril, 2021
spot_img

El deporte rey cambia de género

Artículo de opinión de Nerea Fernández Alcolea

- Publicidad -

“El fútbol femenino se ha desarrollado frecuentemente en líneas paralelas al feminismo, sus períodos de crecimiento invariablemente coincidiendo con las olas de mayor emancipación”. La frase es de un artículo publicado the Guardian, que estudia el cambio que ha sufrido el fútbol femenino en los últimos cinco años.

 En la actualidad vemos que el crecimiento del fútbol femenino es una realidad y que el mundial de fútbol en Francia del año 2019 fue una carta de presentación. Donde se demostró que las jugadoras compiten a un nivel elevado y la afición va aumentado. También observamos una gran cobertura mediática que era impensable en años anteriores. Pero este crecimiento también se observó en la liga española donde el año pasado en el partido ente Atlético de Madrid y el Barcelona asistieron 60.739 personas batiendo un récord de asistencia en un partido de fútbol femenino.

- Publicidad -

 En mi opinión el crecimiento del fútbol femenino es importante porque abre las puertas a un cambio en la mentalidad de la sociedad y es un buen síntoma de que estamos evolucionando como país. Eso se nota como en los últimos años muchas niñas ya empiezan a interesarse en este deporte desde edades tempranas. Los grandes clubes como el FC Barcelona, Chelsea FC y el Liverpool FC tienen campamentos donde cada vez se apuntan más niñas que quieren dedicarse a este hermoso deporte y en estos lugares tienen esa oportunidad de crecer como futbolistas.

 Según datos oficiales de la FIFA, alrededor de 26 millones de mujeres juegan al fútbol en 180 países de todo el mundo. El número de mujeres que juegan al fútbol se ha multiplicado por cinco desde 1985. Hay más de 7.000 árbitros mujeres y 21.000 entrenadoras; 53 países europeos que tiene selección nacional femenina y 51 países organizan su propia liga femenina. En cuanto a España el volumen de mujeres federadas ha pasado de 11.300 licencias a 40.606, lo que supone un incremento espectacular de más del 300% en apenas diez años.

 El fútbol femenino ha sido un modelo a seguir para que otros deportes también tengan sección femenina. El fútbol femenino es un ejemplo de que da igual que seamos chicos o chicas que si hay algo que te apasiona debes ir a por ello y quitarnos los estereotipos y tabús que tenemos de las mujeres y que nos han acompañado durante tantos años. Es hora de evolucionar como sociedad y el fútbol femenino es un gran paso para conseguir esta evolución en nuestra cultura. Todavía nos queda un mundo por conquistar, pero tenemos una oportunidad para cambiar la famosa frase “el fútbol solo es una cosa de hombres” por el fútbol es un deporte que no tiene género y sirve para divertirse y pasarlo bien.


Nerea Fernández Alcolea

- Publicidad -
spot_img

MÁS NOTICIAS

spot_img

síguenosredes

7,236FansMe gusta
2,552SeguidoresSeguir
1,905SeguidoresSeguir
client-image
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad