El pasado sábado Samuel Vázquez ofreció una conferencia en Tomelloso: "España, zona de confort criminal"

El acto, organizado por la Oficina de Atención al Ciudadano de Vox, registró una nutrida presencia de público

- Publicidad -

El acto que se celebró en la Biblioteca Municipal García Pavón y organizado por la Oficina de Atención al Ciudadano de Vox, registró una nutrida presencia de público, que completó el aforo el salón de actos, entre el que había una notable presencia de agentes de Cuerpos de Seguridad. También estuvo entre los asistentes el diputado nacional, Ricardo Chamorro y el presidente provincial y diputado regional, Luis Blázquez así como los  concejales de Vox en el Ayuntamiento, Elena Villahermosa y Benito Benito.

El presidente de Policías para el Siglo XXI mostró hacia dónde se encamina España si no cambia sus políticas policiales, muy ideologizadas. El futuro de España es lo que actualmente está ocurriendo en Francia, Suecia o Bélgica, con zonas y barrios de sus territorios en los que el estado ya no existe, no ejerce su función o su poder.

En su exposición, Vázquez recordó su vaticinio de que el 2022 sería “el primer año de la década de mayor criminalidad violenta jamás vista por ninguna generación viva en España exceptuando la guerra” y que se viviría lo que se vive en países europeos como Francia o Suecia "donde se han perdido barrios y ciudades enteras”.

“Entre el orden y el caos no hay término medio”, ha subrayado el ex-policía, que tiene abiertos varios expedientes  por las tesis que sostiene en materia de seguridad y que asegura haber sufrido “una auténtica persecución”. Según ha afirmado “las violaciones de niñas en España se han incrementado un 135%” y ha abogado por un cambio de modelo en la lucha contra la delincuencia actual “que poco o nada tiene que ver con la de treinta años o cuarenta años atrás”.

Al finalizar el acto Ricardo Chamorro hizo unas declaraciones aclarando que "VOX no está en contra de la inmigración, como nuestros detractores se empeñan en repetir. Bienvenido todo aquel que llegue a España para integrarse en nuestra cultura, a trabajar, a cumplir las leyes y a labrarse un futuro. Sí estamos en contra de la inmigración ilegal a la que además se les concede toda una batería de derechos pero ninguna obligación, esas quedan para los españoles de a pie, que son los que pagan la fiesta

- Publicidad -

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS NOTICIAS

client-image