Mañana jueves se celebra la Misa en honor a San Antonio de Padua en su ermita

- Publicidad -

La Misa, que se celebra con motivo del día de San Antonio de Padua 13 de junio, tendrá lugar a las 10:15 h. en su ermita de Socuéllamos situada en las inmediaciones de la carretera de El Bonillo. Este año, por la incertidumbre de la meteorología se recomienda a los asistentes que vayan provistos de paraguas por si fuera necesario protegerse del agua o el sol.

Antonio de Padua nació en Lisboa y falleció en Padua, por eso es conocido como San Antonio de Padua o San Antonio de Lisboa, fue un sacerdote franciscano predicador y teólogo portugués, venerado como santo y doctor de la Iglesia.

Su capacidad de prédica era proverbial, al punto de ser llamado «Arca del Testamento». Las citas bíblicas en los Sermones dominicales y Sermones festivi —ambas obras de su autoría acreditada— superaron el número de seis mil, lo que supone un nivel de conocimiento escolástico que justifica el título específico que se le adjudicó, doctor evangélico.​ Sus predicaciones —en particular la de la Cuaresma de 1231— alcanzaron un éxito notable. Sus palabras y obras ante la multitud de personas que acudían a escucharlo fue recogida con el lenguaje propio de la época en Assidua, la primera biografía de Antonio de Padua, escrita por un autor anónimo contemporáneo suyo:

"Reconducía a la paz fraterna a los desavenidos, [...] hacía restituir lo sustraído con la usura y la violencia [...]. Liberaba a las prostitutas de su torpe mercado, y disuadía a ladrones famosos por sus fechorías de meter las manos en las cosas ajenas [...]. No puedo pasar por alto cómo él inducía a confesar los pecados a una multitud tan grande de hombres y mujeres, que no bastaban para oírles ni los religiosos, ni otros sacerdotes, que en no pequeña cantidad lo acompañaban."​

Antonio de Padua fue el segundo santo más rápidamente canonizado por la Iglesia, tras san Pedro Mártir de Verona. Es uno de los santos católicos más populares y su culto se encuentra extendido universalmente. Su festividad se celebra el 13 de junio

Desde hace más de veinte años un grupo de amigos se encargan de cuidar la ermita y preparar los panes que, según la tradición, se debe guardar en un paño de tela blanco durante todo el año para que no falte comida en ese hogar. Al cabo de esos 365 días el pan se moja, y se debe tirar en un lugar en el que corra agua o dar como comida a los pájaros.

Durante todo el día la ermita permanecerá abierta para rezar al santo, comprar los panecillos, o depositar la palma de la mano en la pila que contiene alfileres pidiendo un novio o novia. Esta tradición data del siglo XIX cuando las modistillas madrileñas acudían a la ermita de San Antonio de la Florida y echaban trece alfileres en la pila del agua bendita, donde sumergían la mano y el número de alfileres que quedasen pegados a ella eran los pretendientes que tendrían ese año. 

- Publicidad -

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS NOTICIAS

client-image