Participantes en el maratón fotográfico de 1991

En el año 1991 todavía faltaban muchos años para que llegase la fotografía digital que revolucionaría el mundo de la imagen en los primeros años del nuevo siglo XXI, abaratando el sistema y, sobre todo, haciendo su manejo de extrema facilidad lo que permite la obtención de excelentes imágenes con cámaras digitales incorporadas a los teléfonos móviles, por ejemplo.

Pero en 1991, cuando la Oficina Municipal de Información al Consumidor, dependiente del Ayuntamiento de Socuéllamos, convocó el I Maratón Fotográfico, se utilizaban las rústicas cámaras de 35 mm, con carretes de 36 o 24 exposiciones.

Entonces había mucha desigualdad entre cámaras muy básicas y elementales, y otras más profesionales de mayor precio y sofisticación, pero ello no impidió que un gran número de participantes (los que aparecen en la foto) acudieran al reclamo de los premios de este concurso: 15.000 pesetas (primer premio) y 5.000 pesetas (segundo premio), para las mejores fotos de cada categoría estipulada: Naturaleza y Medio Ambiente; Transportes; Locales Públicos; Alimentación; Moda; y Deporte.

A cada concursante (entre ellos el señor alcalde don Ramon Parra Quevedo) se le entregaba por la mañana un carrete de 36 fotos, que debía gastar a lo largo del día, para entregarlo en el Ayuntamiento al anochecer que se encargaba de revelarlos y calificar las fotos de cada concursante. Después el jurado lo tuvimos difícil, por la gran imaginación que pusieron algunos concursantes.

Todas las imágenes de ese día, quedarían para el recuerdo y la historia gráfica de Socuéllamos, pero… ¿dónde están?. /

client-image