Vendedores de cal en 1957

Socuéllamos, a mitad del siglo pasado, era un pueblo blanco porque la mayoría de sus casas -prácticamente todas- estaban pintadas de blanco, mejor dicho, no pintadas, sino blanqueadas, pues ese color blanco intenso lo obtenían a base de darles cal a las paredes.

La cal (óxido de calcio) obtenida mediante calcinación de las rocas calizas, es un producto limpio, rápido y duradero, que se ha empleado desde la más remota antigüedad en la construcción de muros y paredes, sobre todo, cuando éstas se hacían de tapial, que era la forma habitual de hacer las casas en nuestro pueblo.

Vendían la cal puerta por puerta por las calles, como lo están haciendo los que aparecen en la fotografía que hicimos los Hermanos Reales en el año 1957.

Son Manolo, José y Félix, hermanos con los apellidos Atienza Rodríguez, aunque todos los conocíamos por su apodo: “los caleros”, por dedicarse toda la familia -también su cuñado José que aparece en la foto- a vender cal.

Vendían la cal en la calle de la Arena, junto al puente de la acequia (actual calle Pedro Bustos con calle Acequia).

La cal venía en terrones de piedra que había que disolver en agua, al contacto con ella el agua hervía a borbotones, cosa que nos llamaba mucho la atención, y nos asustaba a los chiquillos.

Cuando pasaba la cal de estado sólido a líquido ya estaba dispuesta para encalar o blanquear, que así se decía.

Las mujeres daban cal en la parte baja de las casas, y cuando había que hacerlo en el piso alto recurrían a los hombres, aunque algunas mujeres, poniéndose los pantalones del marido, se atrevían a subirse a las alturas.

Se blanqueaba en cualquier época del año, pero sobre todo en verano y especialmente en vísperas de las principales fiestas, sobre todo en los días que antecedían a la Feria, para que toda la fachada de la casa quedara blanca y reluciente, con lo que sus moradores, sobre todo las mujeres, tomaran fama de limpias y hacendosas. /

client-image
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad