El pabellón de Castilla-La Mancha en FITUR ha celebrado hoy el día de Ciudad Real, la provincia de la región que más propuestas y proyectos de diversa naturaleza, pensados todos ellos para atraer al visitante, ha presentado en la presente edición de la Feria Internacional del Turismo. Una fiel reproducción de de la singular fachada de la Plaza de Almagro y un imponente molino de viento representan el territorio ciudadrealeño en el stand que ha montado la Junta de Comunidades en colaboración con las diputaciones. Dos representativas propuestas de nuestra tierra, uno de los territorios más dinámicos de España en lo que actividad del sector turístico se refiere.

En estos términos se ha expresado el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, quien acompañado por todos los vicepresidentes y por numerosos alcaldes y concejales de la provincia, ha recordado que Ciudad Real es la segunda demarcación de la región en número de visitantes y de pernoctaciones. Y ha añadido que desde 2015 las estadísticas se han incrementado en un 29 por ciento, por lo que es evidente que las cifras se han disparado en el presente mandato.

Caballero ha conferido una especial importancia al hecho de que la provincia de Ciudad Real concurra unida en FITUR. “Juntos podemos avanzar y lograr mejores objetivos para nuestra tierra”, ha dicho en el acto institucional que ha sido seguido por multitud de cargos municipales, representantes de colectivos y entidades como la Cámara de Comercio y la Federación de Empresarios.

Ha recordado que el hecho de que en el día de hoy se pueda hablar de éxito conjunto se remonta a hace algo más de tres años, que fue cuando el Gobierno de Castilla-La Mancha a cuyo frente se encontraba ya Emiliano García Page, decidió dar un impulso al turismo de la región con planteamientos incluyentes y estableciendo un sistema organizado así como una propuesta razonada y razonable, “en lugar de competir entre instituciones”.

Ha comentado, por otro lado, que Ciudad Real es una tierra plural que acoge el mayor potencial natural de España, con dos parques nacionales y otros tantos naturales así como numerosos complejos lagunares y volcánicos. Y ha destacado, además, el mayor patrimonio arquitectónico vinculado a nuestra historia y a nuestros orígenes. Ha mencionado Villanueva de los Infantes, Almagro, Campo de Criptana, La Solana, la propuesta museística de Manzanares, los carnavales de Interés Turístico Nacional de Alcázar de San Juan, Miguelturra y Herencia, la ruta del Quijote, etc.

Otras menciones las ha dirigido a Tomelloso y al Centenario de García Pavón, a Puertollano como faro industrial de la Mancha y al Valle de Alcudia como una de las puertas que abre nuestra provincia al sector de la caza.

La Semana Santa del Campo de Calatrava y de Ciudad Real, la “borricá”, los mayos de Piedrabuena y de Pedro Muñoz… multitud de tradiciones y costumbres que suscitan, cada vez más, la atención del visitante, quien aprecia todas nuestras peculiaridades como hechos identificadores de la provincia.

Todos juntos y distintos a la vez que conforman una historia de éxito colectivo que permite, según Caballero, corregir la primera frase del Quijote, “porque la Mancha, Ciudad Real y todos sus pueblos y rincones constituyen el lugar del que siempre nos acordaremos”.