Santoral del 14 de junio. Anastasio, Digna, Eliseo, Félix, Fortunato, Metodio, Proto, Rufino, Valerio y Elerio.

- Publicidad -

14 de junio. Mes del Sagrado Corazón de Jesús. Viernes de la X Semana del Tiempo Ordinario

Felicidades a los que se llaman Anastasio, Digna, Eliseo, Félix, Fortunato, Metodio, Proto, Rufino, Valerio y Elerio.

Salmo: Tu rostro buscaré, Señor.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,27-32):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído el mandamiento «no cometerás adulterio». Pues yo os digo: El que mira a una mujer casada deseándola, ya ha sido adúltero con ella en su interior. Si tu ojo derecho te hace caer, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en el infierno. Si tu mano derecha te hace caer, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero al infierno. Está mandado: «El que se divorcie de su mujer, que le dé acta de repudio.» Pues yo os digo: El que se divorcie de su mujer, excepto en caso de impureza, la induce al adulterio, y el que se case con la divorciada comete adulterio.»

Palabra del Señor

Santos Anastasio, presbítero, Félix, monje y Digna, virgen, mártires en Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, que murieron el mismo día. Anastasio, por confesar su fe cristiana ante los jueces musulmanes, fue degollado, y con él murió también Félix, de la región de Getulia, en África del Norte, que había propagado la fe católica y la vida monástica por Asturias. Digna, aún joven, por haber reprendido al juez por la muerte de los dos anteriores, fue degollada de inmediato.(s. IX).

San Eliseo. En Samaría o Sebaste, en Palestina, conmemoración de san Eliseo, que fue discípulo de Elías y profeta en Israel, desde el tiempo del rey Jorán hasta los días de Joás. Aunque no dejó oráculos escritos, con sus milagros anunció la salvación que había de llegar para todos los hombres (s. IX a.C.).

San Fortunato obispo de Nápoles (s. IV).

San Metodio obispo de Constantinopla, que siendo monje viajó a Roma para encontrarse con el papa Pascual I, para defender la veneración de las imágenes, y, elegido obispo, pudo celebrar solemnemente el triunfo de la fe ortodoxa. (s. IX).

San Proto de Aquileya, mártir.

San Rufino y san Valerio de Soissons, mártires. (s. IV).

San Eterio obispo de Vienne (s. VI).

- Publicidad -

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

MÁS NOTICIAS

client-image