El director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, ha asistido a la final de la Copa de Primera Nacional Femenina de Baloncesto de la zona de Castilla-La Mancha y Extremadura, un partido que ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de la joven Laura Sanz, fallecida ayer en París, un gesto que “era obligado, demostrando una vez más que el deporte es una fuente inagotable de sentimientos y solidaridad”, ha dicho.

La Copa de la Primera Nacional Femenina de Baloncesto viaja a Plasencia, tras el triunfo de Miralvalle ante el CEI (56-68) y tras haber reunido en la ‘Universidad Laboral’ de Toledo, los días 12 y 13 de enero, a los equipos de CEI Toledo, CB UCA, Miralvalle Plasencia y Basket Cervantes.

Además, el deporte femenino de Castilla-La Mancha ha sumado un nuevo hito con el triunfo del equipo del Club Voleibol Kiele Socuéllamos, que se impuso en la final de la Copa Princesa 2019 de Voleibol femenino celebrada en Palma de Mallorca, tras imponerse por 2-3 a Voley Ciutat CIDE, equipo anfitrión.

Para el director general esta “es una muestra del progreso del deporte femenino en nuestra región fruto del trabajo conjunto de instituciones y clubes deportivos” y ha resaltado que “es la primera vez que el equipo de Socuéllamos gana este título en su historia, demostrando el extraordinario nivel actual que tras 12 jornadas de la Superliga 2 sigue invicto”.